Gafas and Glasses

Picture


GAFAS EN EL SIGLO XIII, ITALIA

Es muy probable que el inventor de las gafas residiera en la ciudad italiana de Pisa durante la década de 1280. Se cree que era un artesano vidriero, y aunque su identidad exacta nunca ha sido establecida con seguridad, dos hombres, Alessandro Spina y Salvino Armato, los dos de la misma edad y maestros vidrieros, son los candidatos más proba­bles a semejante honor.

Las pruebas favorecen ligeramente a Salvino Armato. Físico óptico oriundo de Florencia, Armato mejoró su propia visión, a los treinta y cinco años de edad, cuando en el año 1280 efectuaba unos experimentos ba­sados en la refracción de la luz. Se orientó hacia la fabricación del vi­drio, pensando siempre en mejorar su visión, y se cree que ideó unas gruesas lentes correctoras de forma curva.           

Al principio recibieron el nombre de “roidi da geli”, que significaba “discos para los ojos” y sirvieron para mejorar los trabajos de los artesanos que necesitaban precisión en su labor.


A mediados del siglo XIV, los italianos empezaron a dar el nombre de lenticchie, lentejas, a estos discos de cristal para los ojos, de­bido a su semejanza con esta popular legumbre del país. Durante más de doscientos años, las gafas se conocerían en Italia como “lentejas de cristal”, y no es sorprendente que éste sea el origen de nuestras pala­bras “lente” y “lentilla”.